COVID-19: Implicaciones del coronavirus y el estado de alarma en el ecommerce

Toda la humanidad nos enfrentamos a un reto como nunca antes visto y en especial nuestra economía, la cual está sufriendo por las medidas adoptadas. Es por ello que trataremos de dar algunas respuestas sobre cómo va a afectar a los ecommerce y cómo abordar esta crisis.

Perspectivas actuales del brote de coronavirus: Como está la situación actualmente + gráficos

En el mismo momento que escribo estas palabras, el nuevo virus Covid-19 que está azotando a la mayoría de países del mundo, deja en España ya una cifra de 17.147 casos de contagiados, 767 muertos confirmados y como dato positivo 1.107 personas que han superado ya la enfermedad. Según la OMS, la tasa de mortalidad es mas baja que en otras epidemias, situándose en torno a un 3,6%, por lo que es conveniente mantener la calma. Sin embargo, no hay que olvidar, que este virus está afectando principalmente a uno de los colectivos más vulnerables en todos los países - nuestros mayores. Además de afectar también a personas con patologías previas como hipertensión arterial, obesidad, o diabetes, entre otras.

Los datos en otros países, como por ejemplo Italia, tampoco son mucho mas alentadores. En estos momentos, Italia tiene un total de 35.713 casos de Coronavirus confirmados, 2.978 muertes y 4.025 personas recuperadas. Una de las mayores potencias del mundo - Estados Unidos - tampoco se ha librado de este virus, contando ya con más de 10.000 casos confirmados, pero como dato a destacar, de momento solo se han contabilizado 161 muertes. En China, el país en el que empezó todo, ya tienen contabilizados 81.174 casos de personas infectadas con más de 3.000 fallecidos, pero allí ya comienza a remitir este brote y casi 71.000 personas ya han superado este virus.

Blog - Coronavirus Casos en Europa respecto al total mundial - Cada círculo representa el número de casos diagnosticados de coronavirus en los diferentes paises señalados en la tabla según los datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad de España.

Haciendo frente al COVID-19

¿Qué medidas han adoptado para atajar esta crisis vírica los países?

Con todas esas cifras que dia tras dia seguían creciendo, muchos países han tenido que empezar a tomar medidas drásticas para frenar el crecimiento en el numero de contagios y así proteger a las personas más vulnerables a este virus.

En el caso de España, se empezó cerrando colegios y universidades, parques, espacios culturales… todos aquellos espacios en los que se pudiese aglomerar un número importante de personas y por tanto seguir transmitiendo el virus. También se alentaba a la población a mantenerse en sus hogares para evitar contagios. Pero al ver que el número de contagios seguía disparándose a pesar de estas medidas, se decretó el estado de alarma, situación que no se daba en España desde el año 2010, en la crisis de los controladores.

¿Qué implica el estado de alarma decretado en España?

El estado de alarma afecta a todo el estado durante 15 días, manteniendo a toda la población confinada en sus casas no pudiendo salir de sus domicilios salvo para adquirir productos de primera necesidad, asistencia médica, desplazamiento al trabajo, a entidades financieras o asistencia a mayores, siempre de manera individual.

Tras este estado de alarma, en el que la mayoría de empresas y negocios han tenido que cerrar sus puertas y dejar de prestar sus servicios, se han disparado el número de ERTEs - Expedientes de Regulación Temporal de Empleo. Es decir, las empresas han decidido despedir a una parte importante de sus trabajadores por un periodo de tiempo, para que los costes de este virus sean un poco más llevaderos. Los trabajadores afectados por un ERTE, tendrán derecho a percibir la prestación contributiva por desempleo.

Ademas, el Gobierno ha anunciado que va a movilizar 200.000 millones para proteger a la economía del coronavirus, lo que supone el 20% del PIB. Entre sus medidas se encuentran:

El aplazamiento en el pago de las hipotecas para personas que hayan visto reducidos sus ingresos o se encuentren en desempleo causado por la crisis del coronavirus. No se podrán llevar a cabo desahucios. Protección de los suministros básicos como luz, agua, gas y también las telecomunicaciones para todas aquellas personas en riesgo de exclusión social. Derechos para los trabajadores que tengan que reducir su jornada laboral para cuidar a familiares, mayores o niños. Las empresas que hayan tenido que realizar un ERTE no van a tener que abonar las cuotas de la seguridad social, con el fin de evitar el despido de trabajadores. Facilitar liquidez a las empresas por un importe de 100.000 millones de euros.

Estas solo son algunas de las medidas tomadas por el Presidente del Gobierno, para intentar paliar lo que este virus va a suponer para la economía de España.

Otros países

En otros países como en Italia, empezaron tomando medidas mucho antes que en España. Fue el pasado 23 de Febrero, cuando el Gobierno italiano prohibió las entradas y salidas de los once pueblos donde más casos se habían dado, además de suspender las clases durante una semana en Lombardía, Véneto, Piamonte y Emilia-Romaña.

El 4 de Marzo, con más de 3.000 personas contagiadas decidió cerrar todas las aulas del país, ademas de suspender congresos, eventos o cualquier tipo de espectáculo. Es el 9 de Marzo cuando preocupados por el avance del virus con más de 9.100 casos confirmados y 463 muertos, deciden confinar en sus casas a todos los italianos, al igual que lo que ha ocurrido días después en España.

Otros países como Francia, Alemania, Estados Unidos…, están empezando también a tomar medidas similares para frenar este virus tan letal que se está extendiendo rápidamente entre toda la población, llevándose por delante la vida de miles de personas.

Cierre de fronteras

Ademas de mantener a toda la población encerrada en sus hogares, el Gobierno de España también ha decidido cerrar las fronteras tanto terrestres como aéreas durante al menos 30 días, sin afectar este cierre al transporte de mercancías, para que en ningún momento se sufra en España problemas de abastecimiento. El resto de países de la UE también se han sumado al cierre de fronteras.

Respondiendo al COVID-19 desde el ecommerce

¿Cómo han respondido hasta ahora los ecommerce?

Por lo que se refiere a las tiendas ecommerce, ha habido una gran variedad de respuestas pero la principal y adoptada en mayor medida ha sido la de enviar un email a sus suscriptores de newsletter para contarles cual es la situación de la empresa, de la cadena de suministros y cuales son las medidas adoptadas por la empresa.

Ejemplo de Newsletter - Ejemplo de newsletter enviado por Abercrombie & Fitch a todos sus suscriptores de email con el fin de avisarles sobre la situación y lo que estaba ocurriendo en la empresa.

En general, la respuesta en el comercio electrónico ha sido unánime, van a seguir trabajando para poder proveer a los clientes de todos los productos necesarios en estos momentos tan complicados, pero eso sí, adoptando primero unas medidas higiénicas no vistas hasta ahora.

Entre las medidas tomadas por los ecommerce podemos señalar:

Cerrar las tiendas físicas en el caso de empresas que tienen comercios. Reducir o eliminar los transportes de productos por vía aérea para minimizar el riesgo de exposición. Enviar a los trabajadores a trabajar a casa en los casos posibles para reducir el número de casos positivos. Maximizar las medidas higiénicas en los centros de distribución para reducir o eliminar el riesgo de propagación. Ofrecer unas mejores condiciones de devolución de productos y principalmente ampliar el plazo de devolución.

¿Cómo deberían responder los ecommerce?

Proteger a los empleados

Esta situación se ha convertido en un gran reto para toda la sociedad y en especial para las empresas que han visto reducida su liquidez a niveles mínimos e incluso a 0 pero ello no nos puede alejar de la importancia de proteger a la fuerza de trabajo de la empresa frente al contagio por coronavirus. Por ello, una de las primeras medidas a tomar desde el seno de todos los ecommerce es proteger la salud de todos los empleados tomando medidas higiénicas como el uso de guantes y mascarillas en los lugares de trabajo, reducir al mínimo posible el personal en los diferentes centros de trabajo y aprovechar el teletrabajo al máximo posible, especialmente en áreas como la atención al cliente o la realización de cambios en la web. Para ello se pueden utilizar gran cantidad de apps como Slack, Airtable o un sinfín de herramientas más que harán que esta grave crisis sea más fácil de llevar.

Poner un equipo funcional para el Covid-19

Si las circunstancias de la empresa lo permiten, se debería crear un equipo con un miembro de cada una de las áreas de la empresa (distribución, atención al cliente, marketing, etc…) centrado exclusivamente en monitorizar la situación actual y en informar a la gerencia de la empresa sobre los cambios que estén ocurriendo a nivel global en cada uno de los departamentos. Además, se deberá monitorizar los cambios a nivel legislativo tanto nacional como internacional para poder hacer frente a la situación con la mayor rapidez posible.

Asegúrate de que haya liquidez

En este momento gran cantidad de empresas van a sufrir carencias en el cash-flow y por eso es de vital importancia analizar todos los posibles escenarios que podrían ocurrir para poder hacerlos frente. Se deben analizar todas las cuentas de la empresa y tomar decisiones por lo que se refiere a inversiones no urgentes pudiendo llegar a paralizarse temporalmente para mantener liquidez disponible durante el mayor tiempo posible con el fin de hacer frente a los gastos del día a día. Se deberá tratar de eliminar los gastos no necesarios para la gestión diaria de la empresa y se deberán valorar opciones como los ERTE (Expediente de Regulación de Empleo Temporal) con el fin de proteger los puestos de trabajo de los empleados una vez que la situación se solucione.

Estabilizar la cadena de suministro

Las empresas deberán asegurar sus suministros a lo largo de toda la cadena de producción, es decir, desde la fabricación hasta la distribución. En muchos casos será complicado debido a que la producción se realiza en terceros países como China (gravemente afectado), India, este de Europa, etc. y la recepción de mercancías será muy reducida. Por ello se deberán crear planes de contingencia de cara a cuando se restablezca la producción a niveles normales. Mientras tanto se puede aprovechar a utilizar productos ya en stock o de temporadas anteriores para capear el temporal de la mejor manera posible.

Estar cerca de los clientes

Pero lo más importante de todo es estar lo más cerca posible de los clientes, informarles en todo momento de los cambios que ocurran a nivel interno que les puedan afectar y utilizar herramientas como el email marketing o la propia web para mantenerles unidos a tu tienda el máximo tiempo posible. Es por ello de gran importancia que haya una estrecha comunicación dentro de la empresa para que los clientes puedan ser informados a la mayor brevedad posible y establecer herramientas de comunicación que puedan facilitar esta comunicación.

Dos escenarios para el ecommerce

Los ecommerce van a tener que enfrentarse a dos escenarios muy diferentes entre sí, lo cual no va a depender de la tienda en sí sino del mercado al que se dirijan, los productos que vendan y las medidas que tomen para paliar la situación:

El caso de los ecommerce que van a vender más

Por una parte tenemos ecommerce a los que la situación les va a hacer vender mucho más de lo esperado, no teniendo por qué ser positivo, ya que estas mayores ventas pueden provocar tensiones en el stock disponible y en la cadena de distribución y más en la situación actual en la que el personal es más reducido en toda la cadena de suministros. Como ejemplo, tenemos a Amazon que pretende contratar hasta 100.000 empleados más para hacer frente a la crisis actual.

El caso de Amazon no es único, ya que todos los ecommerce que vendan productos de gran demanda durante esta situación tan incierta como farmacéuticas, empresas de alimentación, higiene personal tendrán picos de demanda difíciles de satisfacer. Por ello, las medidas a tomar en estos ecommerce son, siguiendo siempre las recomendaciones de las autoridades, contratar más personal a todos los niveles de la empresa excepto en los no prioritarios, asegurarse de que toda la cadena de suministro funcione lo mejor posible y en su caso buscar nuevos proveedores de urgencia e incluso reducir temporalmente los márgenes de venta para hacer frente a unos costes más elevados sin que esto afecte al precio de venta al púbico.

El papel higiénico ha incrementado sus ventas online en EEUU un 186%.

Según un analisis realizado por Adobe en Estados Unidos las ventas online de productos de higiene para luchar contra el Coronavirus como desinfectantes de manos, guantes, mascarillas y aerosoles antibacterianos han aumentado en un 817%. Además, según el mismo estudio, las limitaciones de movimiento han hecho que los americanos se estén abasteciendo de un número importante de medicamentos de venta libre como productos para la tos, la gripe o analgésicos para en el caso de contraer el virus poder llevar mejor los síntomas. En este caso, los productos de resfriado, tos y gripe han aumentado sus ventas online un 198%, mientras que los de analgésicos un 152%. Como dato muy llamativo es que las ventas online de papel higiénico también se han visto incrementadas en EEUU un 186%. Al igual que el papel higiénico, los productos considerados no perecederos como comida enlatada, legumbres, pasta o arroz, también han aumentado sus ventas, un 69% y un 58% respectivamente.

El caso de los ecommerce que van a vender menos

Como en toda crisis existe quién se beneficia y quien sale perjudicado. En este caso, pocas empresas escaparán de los problemas ocasionados por la reducción del comercio internacional, el confinamiento en diferentes países y el pánico que sufre la población.

Sectores como el de la moda, electrónica, cosmética y otros tantos más se verán gravemente afectados por las medidas tomadas a nivel internacional para paliar los efectos del COVID-19.

Es en estos casos, en los que la crisis será más grave y se deberán tomar medidas para paliar los daños ocasionados, entre las que se encuentran la realización de desinversiones, reducción de personal no primordial, eliminación de aplicaciones y/o herramientas que no sean de primera necesidad e incluso reducción en actividades de marketing que no se vayan a reflejar en ventas a corto plazo como por ejemplo anuncios sin intención de compra como Facebook Ads, Instagram Ads y todo tipo de anuncios en redes sociales.

Dos escenarios para el futuro

La actual situación es totalmente incierta, nos enfrentamos globalmente a algo nunca visto y a unas medidas nunca antes tomadas por lo que es muy difícil hacer previsiones de lo que podría pasar en las próximas semanas, meses o incluso años pero lo que está claro es que pueden ocurrir 2 escenarios totalmente diferentes:

Que el virus se controle pronto y las implicaciones de cara al ecommerce

Aunque ahora mismo esta situación parezca estar muy alejada de los tiempos en los que vivimos, todo puede cambiar de un día para otro como lo ha estado haciendo hasta ahora. El descubrimiento de una vacuna, un fármaco que permita ayudar a los pacientes recuperarse de los síntomas o la efectividad de las medidas adoptadas por las diferentes autoridades pueden hacer que de un día para otro la situación cambie totalmente. Es por esto que las empresas deben prepararse para los momentos de cambio que se podrían avecinar en este caso.

Es muy difícil hacer previsiones de lo que podría pasar en las próximas semanas, meses o incluso años

Es de esperar que con la vuelta a la actividad de todas las empresas tanto ecommerce como no ecommerce la economía sea caótica durante un corto plazo de tiempo por lo que todos los ecommerce deberán tener claro como van a hacer para reactivar su cadena de suministro, volver a contratar empleados en caso de que se hayan visto forzados a reducir plantilla y como van a enfrentarse a una demanda que podría ser mucho mayor o mucho menor de los habitual.

Que el virus no se controle y las implicaciones de cara al ecommerce

El primer caso al que nos podemos enfrentar es el que la propagación del virus se extienda en el tiempo y con él las medidas a llevar a cabo, incluso pudiendo agravarse estas con el fin de reducir el impacto en la salud de la población.

En este caso es de esperar que surjan grandes tensiones de tesorería en los ecommerce y puedan enfrentarse a problemas graves de liquidez, así como a no poder hacer frente a los pagos del día a día. Es de esperar que los diferentes gobiernos a nivel global tomen medidas para reducir el impacto económico en todo el tejido empresarial y creen diferentes paquetes de estímulos con el fin de aliviar a las empresas, lo cual no significa que los problemas estén resueltos.

De ocurrir esta situación, es probable que todos los ecommerce se vean afectados, en ciertos casos por no poder hacer frente a la demanda y en otros casos justamente por lo contrario, por la falta de demanda.

Por todo esto y debido a la incertidumbre, los planes de actuación se deben preparar desde ya mismo con el fin de tener claras las directrices y las acciones a llevar a cabo en el peor de los casos.

Viendo el futuro con optimismo: Qué hacer en esta situación incierta en el ecommerce.

Aunque el panorama actual parece de lo más aterrador, la historia del ser humano es larguísima y de épocas mucho más oscuras que esta ha sabido salir y sobreponerse por lo que esta no va a ser diferente.

Es por esto que en vez de enfrentarse a la situación actual de una forma pesimista, debemos mirar al futuro con optimismo y empezar a pensar en lo que podemos hacer en nuestros ecommerce para recuperarnos y volver a la senda del crecimiento una vez que la situación se estabilice.

Por ello, vamos a proponer una serie de medidas que sería interesante empezar a aplicar con el fin de volver al crecimiento cuando todo esto acabe:

Momento de replantear estrategias a corto y largo plazo

Con esta situación de parón económico y ralentización global, es un buen momento para parar, salirse de la lucha del día a día y empezar a replantearse cuál debería ser la estrategia del ecommerce a corto y largo plazo.

El ecommerce es un sector que está creciendo a pasos agigantados y a una velocidad increíble por lo que la necesidad de adaptarse es primordial, pero debido a esto es difícil pararse a replantear estrategias cuando el día a día es tan exigente.

Es por ello que ahora es un gran momento para plantear objetivos a largo plazo y metas a corto plazo que permitan conseguir esos objetivos. Quizá empezar analizando las herramientas análiticas de nuestro ecommerce y ver qué es lo que está fallando y cómo nos podemos preparar para que en un futuro solucionemos esos problemas.

Quien sabe quizá un cambio de plataforma de ecommerce, una integración de ciertas herramientas en nuestra tienda que nos permitan mejorar la atención al cliente, la gestión de los pedidos, el rendimiento de nuestro personal o incluso la total renovación de nuestra tienda online puedan ser la clave para desatar el crecimiento una vez la crisis finalice.

Preparar planes de contingencia para situaciones similares / excepcionales

Esta vez ha sido la primera en la que nos enfrentamos a una situación como esta pero no tiene por qué ser la última o incluso puede que haya situaciones similares a las que nos enfrentemos en un futuro próximo para las que haya que estar preparados.

A pesar de no poder prever cuales pueden ser esas situaciones futuras, sí que podemos utilizar esta situación como base para crear unos planes de actuación y tener unos procesos en marcha que nos faciliten la toma de decisiones a la hora de actuar.

Lo ideal en estos casos sería reunir a todos los entes de la empresa con capacidad de decisión (vía videollamada en la actualidad) y analizar cuales han sido los mayores problemas actualmente y analizar que se podría haber hecho mejor para implantar unos procesos que nos permitan hacerlo con más rapidez en el futuro.

Preparar la tienda para cuando llegue el cambio

Durante este tiempo de aislamiento y confinamiento mundial, va a ser complicado en ciertos aspectos modificar nuestra web, ya que es probable que necesitemos nuevas fotografías o productos de los que no disponemos para actualizar la web. Pero podemos acometer esas ideas que teníamos y que no hemos sido capaces de implantar hasta ahora por falta de tiempo.

Debemos mirar al futuro con optimismo y empezar a pensar en lo que podemos hacer en nuestros ecommerce para recuperarnos y volver a la senda del crecimiento

Siempre que la liquidez nos lo permita, deberíamos aprovechar a actualizar nuestras tiendas con nuevas funcionalidades que permitan aumentar los pedidos y el valor de estos, hacer nuestra tienda más accesible para todo tipo de personas, mejorar su rendimiento y un sinfín de cosas que pueden ayudarnos a mejorar de cara al futuro.

Reducir costes en cosas inútiles

Los costes se van a convertir en uno de los más graves problemas actuales y por ello es un gran momento de analizar todos los costes que tenemos en las operaciones del día a día y ver cuales se pueden reducir o incluso llegar a eliminar por completo para tener unas cuentas mucho más saneadas.

Estamos ante una grave crisis de salud y económica que afectará al mundo de una manera nunca antes vista y que provocará cambios permanentes en muchos aspectos y ámbitos pero todos los dueños de ecommerce deben enfrentarse a ellos y planificar de cara al futuro para recuperarse lo antes posible y seguir creciendo como hasta ahora.


Sobre el autor(es)

Dani Gil es el cofundador de Onil, ha dado clases a los usuarios del master online The Power Ecommerce y es un experto en ecommerce desde 2015; Saioa de los Bueis es cofundadora de Onil y está especializada en ecommerce desde 2015.

¿Te podemos ayudar?

Ponte en contacto y empecemos a trabajar.